Pinturas representativas de mexico

josé clemente orozco

En el área geográfica hoy conocida como México se desarrollaron diversos tipos de artes visuales. El desarrollo de estas artes sigue a grandes rasgos la historia de México, dividida en la época prehispánica mesoamericana, el periodo colonial, con el periodo posterior a la Guerra de Independencia de México, el desarrollo de la identidad nacional mexicana a través del arte en el siglo XIX, y el florecimiento del arte moderno mexicano después de la Revolución Mexicana (1910-1920).

El arte mesoamericano es el producido en una zona que abarca gran parte de lo que hoy es el centro y el sur de México, antes de la conquista española del Imperio Azteca, durante un período de unos 3.000 años desde que el arte mexicano puede ser brillante y colorido esto se llama encopedado. Durante este tiempo, todas las influencias en la producción de arte eran indígenas, y el arte estaba fuertemente ligado a la religión y a la clase dirigente. Había poca o ninguna distinción real entre el arte, la arquitectura y la escritura. La conquista española dio lugar a 300 años de dominio colonial español, y la producción de arte siguió vinculada a la religión: la mayor parte del arte estaba asociada a la construcción y decoración de iglesias, pero el arte secular se expandió en el siglo XVIII, especialmente las pinturas de casta, los retratos y la pintura histórica. Casi todo el arte producido era de tradición europea, con artistas de la última época colonial formados en la Academia de San Carlos, pero los elementos indígenas permanecieron, iniciando un continuo acto de equilibrio entre las tradiciones europeas e indígenas[1].

arte mexicano en venta

«He hecho bien mis cuadros… y tienen un mensaje de dolor, pero creo que interesarán a algunas personas. No son revolucionarios, ¿por qué sigo creyendo que son combativos?». 3 de 11

«Realmente no sé si mis cuadros son surrealistas o no, pero sí sé que son la expresión más honesta de mí mismo, sin tener en cuenta las opiniones y prejuicios de los demás». 5 de 11

«No hay nada más precioso que la risa y el desprecio. La fuerza está en reírse y dejarse llevar. En ser cruel y superficial. La tragedia es la característica más ridícula del «Hombre», sin embargo, estoy seguro de que los animales, aunque «sufren», no desfilan su pena en «teatros» abiertos o «cerrados».» 6 de 11

«Mi cabeza está llena de arañas microscópicas, y de innumerables bichos diminutos… No puedo enderezar nada dentro de la gran realidad sin pasar directamente a un curso de colisión; o tengo que colgar mi ropa del aire, o tengo que acercar peligrosa y fatalmente las cosas distantes. Ya lo solucionarás con tu regla y tu brújula». 7 de 11

rufino tamayo

«… (El cubismo) fue un movimiento revolucionario, que cuestionaba todo lo que se había dicho y hecho anteriormente en el arte. No tenía nada de sagrado. Al igual que la palabra antigua pronto saltaría por los aires, para no volver a ser la misma, el cubismo rompía las formas tal y como se habían visto durante siglos, y creaba a partir de los fragmentos nuevas formas, nuevos objetos, nuevos patrones y -en definitiva- nuevos mundos.» 2 de 4

«Toda duda interior, el conflicto que tanto me había torturado en Europa, había desaparecido. Pintaba con la misma naturalidad con la que respiraba, hablaba o sudaba. Mi estilo nació como un niño, en un momento, con la diferencia de que este nacimiento tuvo lugar al final de una dolorosa gestación de 35 años.» 3 de 4

«La masa en marcha… tenía el movimiento flotante de una serpiente, pero era más impresionante… A la cabeza de esta sinuosa y ondulante masa de criaturas había un grupo con la forma de una enorme locomotora. Una gran estrella roja y cinco picos estaban sobre el «cilindro» de la «caldera». El «faro» era una enorme inscripción entre dos banderas: LOS SINDICATOS SON LAS LOCOMOTORAS QUE MUEVEN EL TREN DE LA REVOLUCIÓN. LA TEORÍA REVOLUCIONARIA CORRECTA ES LA VÍA DE ACERO». 4 de 4

wisin

Antes de la colonización española, México pertenecía a una región que ahora se conoce como Mesoamérica. El arte mesoamericano estaba fuertemente basado en la naturaleza, la realidad política circundante y los dioses. Tras la colonización, el arte mexicano estaba dominado por temas cristianos y se utilizaba para propagar los intereses coloniales. Tras la independencia de México en 1821, los artistas mexicanos empezaron a forjarse una identidad propia, distinta de las influencias europeas. Uno de los primeros artistas mexicanos influyentes fue José Guadalupe Posada, cuya obra era conocida por su agudeza satírica y su compromiso social. El arte mexicano experimentó un desarrollo sin precedentes tras la Revolución Mexicana (1910 – 1920). De hecho, los tres muralistas más influyentes del siglo XX son los artistas mexicanos Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Siqueiros, a los que se llama «los tres grandes». Además de estos tres hombres, Leonora Carrington, Remedios Varo y Frida Kahlo se encargaron de que también las mujeres estuvieran en la vanguardia del arte mexicano del siglo XX. El artista mexicano contemporáneo más reconocido es quizás Gabriel Orozco. Aquí están los 10 artistas mexicanos más famosos y sus mayores obras maestras.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad