Como limpiar una herradura para la buena suerte

cómo se cuelga una herradura para la buena suerte

La tradición de colgar una herradura para la suerte se remonta al siglo X. La tradición irlandesa habla de un herrero al que el diablo le pidió que le pusiera herraduras en sus cascos. El herrero accedió y clavó herraduras hirviendo en los cascos del diablo. El diablo le rogó al herrero que le quitara las dolorosas herraduras. El herrero accedió, pero sólo con la condición de que el diablo nunca entrara en un lugar con una herradura en la puerta.

Se cree que el hierro -el metal del que están hechas las herraduras- tiene propiedades mágicas. Puede soportar temperaturas astronómicas. Además, el hierro huele como la sangre humana, nuestra fuerza vital. El hierro también se encuentra en las profundidades de la tierra y se considera una fuerza vital de la misma. Por ello, las herraduras pueden alejar a las brujas, los fantasmas y los demonios. Las herraduras también tienen forma de media luna, similar a los símbolos de la luna creciente de algunas deidades antiguas. Se cree que esto repele la desgracia y atrae las bendiciones.

Cada uno tiene sus propias ideas sobre cómo deben colgarse las herraduras. Algunos juran que deben colgarse con las puntas hacia arriba, para evitar que la buena fortuna se escurra y se agote. Otros insisten en que debe colgarse con las puntas hacia abajo, para que pueda derramar su suerte sobre cualquiera que camine bajo ella.

encontré una vieja herradura

Aunque la herradura es reconocida por muchos como un símbolo de buena suerte, no hay consenso sobre la posición correcta para colgar la herradura para solicitar o compartir esa buena suerte. Algunos creen que es mejor colgarla con el extremo abierto hacia arriba para recoger la suerte, mientras que otros la cuelgan con el extremo abierto hacia abajo para compartir la suerte con los demás. Por lo general, es mejor colgar la herradura encima de la puerta de entrada, en la pared de un granero o incluso en una pared interior como decoración y como amuleto de la buena suerte. Algunos consideran que las herraduras usadas son las que más suerte atraen.

Varias leyendas diferentes reivindican la herradura como símbolo de buena suerte. En última instancia, diferentes culturas y generaciones de personas tienen sus propias historias sobre cómo la «herradura llegó a simbolizar la buena fortuna». Una versión popular se remonta a finales del siglo X en Irlanda. En este cuento, el herrero San Dunstan recibe la visita del diablo disfrazado, que le pide herraduras para sus cascos. Dunstan reconoce al personaje como el diablo y lo herra con herraduras calientes, causándole un inmenso dolor. Cuando el diablo pide que le quiten la dolorosa herradura, Dunstan accede sólo si el diablo le asegura que no visitará ninguna estructura que tenga una herradura colgada.

cómo pintar una herradura oxidada

Esperábamos una herradura normal y corriente, pero Nana nos sorprendió de verdad cuando desenvolvimos no una herradura cualquiera, ¡sino una que parecía ser bastante antigua! A juzgar por otras similares que encontramos en Internet, tiene al menos 100 años. ¡Estamos encantados!

Al principio no sabíamos qué hacer con ella. Algunas personas que la vieron nos sugirieron que viéramos si tenía algún valor antes de hacer algo con ella, y en un momento dado incluso pensamos en donar la herradura a un sitio histórico, como el Black Creek Pioneer Village que visitamos.

Al final, después de un intenso olfateo por parte de Whiskey, decidimos conservarla y ver si podíamos limpiarla un poco. Tenía curiosidad por ver qué había debajo de todas las capas de óxido y suciedad petrificada.  Afectaría a cualquier valor que pudiera tener, pero no podíamos resistirnos a tenerlo colgado como habíamos planeado.

Empecé por investigar cómo quitar el óxido de otras herramientas antiguas de hierro, como palas y martillos. Había muchas sugerencias de productos químicos, pero también vi que algunas personas mencionaban lo efectivo que puede ser el vinagre blanco sin diluir. He tenido una gran experiencia usándolo para limpiar los depósitos minerales alrededor de nuestros grifos, así que pensé que por qué no probarlo.

¿es mala suerte limpiar una herradura

Las primeras formas de herraduras se encuentran ya en el año 400 a.C. Los materiales utilizados iban desde plantas, cuero crudo y correas de cuero denominadas «hiposandalias» por los romanos. En la antigua Asia, los jinetes equipaban a sus caballos con herraduras hechas de plantas tejidas.

Coloca la herradura en un recipiente de plástico. Añade suficiente vinagre blanco para que la herradura quede completamente cubierta. Déjala reposar durante 24 horas, luego sácala y frótala con un estropajo de acero o un cepillo. Si el óxido es especialmente grave, es posible que tengas que sumergir la herradura en vinagre blanco una segunda vez.

Si te encuentras con una herradura, la leyenda dice que debes escupir sobre ella después de recogerla y luego colgar la herradura sobre tu puerta para tener buena suerte. Se creía que las herraduras colgadas sobre las puertas alejaban al diablo y a las brujas malvadas.

Incluso el número de agujeros de una herradura da suerte. Las herraduras tienen siete agujeros para sujetarlas al pie del caballo. Colgar una herradura con los talones hacia arriba significa que evita que toda la buena suerte salga de la herradura. Pero colgar una herradura con los talones hacia abajo significa que la buena suerte fluye hacia todos los que pasan por debajo de ella.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad