Cuánto dura el embarazo de una gata

Fotos de gatas embarazadas semana a semana

A medida que su gata se prepara para dar a luz, su canal de parto se relajará y ensanchará, mientras sus gatitos se giran hasta alcanzar la posición correcta para el nacimiento. Durante esta fase (que suele durar entre 6 y 12 horas), notará que el comportamiento de su gata cambia. Los signos suelen ser los siguientes:

Tras el parto, es probable que su gata tenga mucha hambre, esté cansada y necesite descansar. Tendrá que quedarse con sus gatitos para alimentarlos y establecer un vínculo con ellos. Asegúrese de que están en un espacio tranquilo, sin ruidos ni molestias. Existe el riesgo de que tu gata rechace a sus gatitos si no se siente cómoda, relajada y capaz de establecer un vínculo con ellos tras el parto. Es perfectamente normal que tenga flujo vaginal durante unas semanas después del parto, pero no debe oler. Ponte en contacto con tu veterinario si estás preocupada.

Afortunadamente, las gatas suelen tener muchos menos problemas que las perras a la hora de dar a luz a sus crías, pero, aun así, es importante vigilarlas atentamente porque de vez en cuando surgen problemas, sobre todo en las razas de cara plana, como los persas. Póngase en contacto con su veterinario si observa alguno de los siguientes problemas:

Cómo saber si su gata está embarazada sin necesidad de un veterinario

El efecto de esto se ha demostrado en una encuesta realizada a más de 700 gatas reproductoras, en la que se descubrió que las gatas con conformación extrema, como las siamesas y las persas, experimentaban niveles mucho más altos de distocia (partos difíciles), viéndose afectados el 10% y el 7,1% de los partos respectivamente, en comparación con sólo el 2,3% de los partos en las gatas con conformación normal. Por lo tanto, es muy importante que los criadores conozcan los detalles del parto normal para poder reconocer un problema cuando surja.

Durante la gestación, los fetos están espaciados a lo largo de cada cuerno del útero. Cada feto está contenido en sus propias membranas y tiene su propia placenta, a través de la cual se nutre. El útero puede considerarse como una bolsa muscular en forma de salchicha, capaz de contraerse tanto en su diámetro como en su longitud. Para facilitar su paso, cada feto está contenido en una bolsa de doble capa bastante resistente de membranas fetales, que están llenas de un líquido resbaladizo en el que flota el feto. Este líquido sirve tanto de protección como de lubricación y proporciona una fuerza de distensión, estiramiento y dilatación cuando el útero se relaja por delante y se contrae por detrás en el transcurso del parto.

Cronología del embarazo de la gata con fotos

El secreto para ser una buena comadrona para tu gata es la observación y el momento. Lo mejor es observar a tu gata desde la distancia, procurando no molestarla ni ponerla nerviosa. Es posible que tu gata pueda dar a luz sin necesitar tu ayuda, pero es importante que conozcas las necesidades de tu gata, así como las de sus gatitos, por si fuera necesaria tu ayuda. Ponte en contacto con tu veterinario si surge algún problema.

El parto, también llamado gestación o alumbramiento, se divide en tres etapas, y la segunda y la tercera se repiten para cada gatito. El tiempo entre partos de los gatitos suele ser de 10 a 60 minutos y las etapas dos y tres se repiten. El parto suele completarse en las seis horas siguientes al inicio de la segunda etapa, pero puede durar hasta 12 horas.

Signos de parto de una gata embarazada

¡¿Su gata está embarazada?! ¡¡¡Enhorabuena!!! Pronto disfrutará de la presencia de unos gatitos. Por regla general, las gatas saben gestionar esta etapa de forma instintiva, sin embargo, siempre puedes ayudar a la futura madre a sentirse más cómoda sabiendo más sobre su embarazo. ¿Cómo se sabe que una gata está embarazada? ¿Cuál es la duración del embarazo en las gatas? ¿Debe cambiar su dieta? Serán muchas las preguntas que te vengan a la cabeza si es la primera vez que vives esta situación, por eso hemos recopilado toda la información que necesitas saber sobre los embarazos felinos. ¡Sigue leyendo!

Hay ciertas señales que te indican directamente que un animal puede estar embarazado. Muchos son ligeramente similares a los que ya conocemos en los humanos. Los antojos particulares de comida, las náuseas matutinas y una barriga en constante crecimiento son los principales. Hay que tener en cuenta que estos síntomas por separado no significan necesariamente un embarazo, pero juntos, es más que probable.

Los felinos son animales extremadamente fértiles. Una gata no castrada puede parir nada más y nada menos que tres veces al año. Las épocas de celo son las más sensibles para que esto ocurra.

Por admin