Mi gato se ha vuelto agresivo

comportamiento agresivo en los gatitos : consejos para la cría de gatitos

Los gatos se vuelven agresivos para atrapar a sus presas o para hacer frente a los conflictos con otros gatos. Los gatos también juegan a pelearse, por lo que es importante entender cuándo su gato está hablando en serio con su agresividad o cuándo sólo está jugando.

Los gatos no nacen agresivos, y no es un rasgo de personalidad. En la mayoría de los casos es simplemente una expresión de algo que están sintiendo y habrá una causa y una solución. Sea cual sea la situación, cuando la agresividad de un gato se dirige hacia nosotros como propietarios puede ser muy angustioso. A veces, el mero hecho de entender por qué ha ocurrido y cómo evitar que vuelva a ocurrir en el futuro puede ayudar.

1. El gato se comporta de forma defensiva para protegerse. La primera estrategia de un gato cuando se enfrenta a un peligro es huir, pero a veces esto no es posible. Cuando esto ocurre, su gato puede recurrir a un comportamiento agresivo. Cuando un gato se comporta de forma defensiva es porque está asustado. Esto puede deberse a una experiencia negativa anterior con las personas o a una falta de socialización cuando era un gatito joven, que es el momento en que se aprenden las lecciones positivas.

cómo lidiar con un gato agresivo | cuidado del gato

Los propietarios de gatos a veces tienen dificultades para entender por qué sus gatos, que parecen ser amistosos y contentos un minuto, pueden de repente morderles y arañarles al siguiente. Los comportamientos agresivos forman parte de las pautas normales de comportamiento de casi todas las especies animales. Las mordeduras de gato rara vez se denuncian, pero pueden ser más frecuentes que las de los perros. Los gatos agresivos pueden ser peligrosos, por lo que intentar resolver un problema de agresividad gatuna suele requerir la ayuda de un profesional que conozca el comportamiento de los gatos.

Los comportamientos agresivos motivados por el juego se observan comúnmente en gatos jóvenes y activos de menos de dos años de edad, y que viven en hogares con un solo gato. El juego en los gatos incorpora una variedad de comportamientos como el exploratorio, el de investigación y el depredador. El juego proporciona a los gatos jóvenes la oportunidad de practicar habilidades que normalmente necesitarían para sobrevivir. Por ejemplo, los gatitos exploran nuevas zonas e investigan todo lo que se mueve. Pueden golpear, abalanzarse y morder objetos que les parezcan presas.

¿por qué me ataca mi gato? agresión predatoria y por juego

Los ataques de los gatos son agresiones depredadoras o de juego, y ambos comportamientos pueden parecer idénticos. Estos comportamientos en los gatos varían desde arañazos y mordiscos leves a graves. Es poco probable que un arañazo o un mordisco de un gato doméstico sea mortal, pero estas lesiones pueden ser dolorosas y corren el riesgo de infectarse.

Los instintos de acecho y caza de sus antepasados siguen siendo muy fuertes en los gatos domésticos actuales. Normalmente, un gato ve algo que se mueve de forma que provoca el instinto de ataque, lo que significa que el gato considera que el objeto (una mano, un pie, un niño pequeño) es una amenaza o una presa. En cualquier caso, el gato se ve impulsado a utilizar sus garras y posiblemente sus dientes para completar el ataque.

La mayoría de los gatos que se emparejan a una edad temprana aprenden a convivir pacíficamente, con algún desacuerdo ocasional. Son los dueños de los gatos los que son el blanco más frecuente de la agresividad de los gatitos, especialmente los que no conviven con otros gatos.

Antes de probar las técnicas de modificación del comportamiento, merece la pena acudir al veterinario para asegurarse de que no existe una enfermedad subyacente que provoque la agresividad del gatito. Enfermedades como el hipertiroidismo, la artrosis, las enfermedades dentales y los problemas del sistema nervioso central pueden hacer que su gato, por lo demás dócil y amistoso, se vuelva agresivo sin previo aviso.  Un chequeo para asegurar la salud general de su gatito debería ser el primer paso.

estos dueños están asustados por los repentinos ataques violentos de su gato

Compartir el hogar con gatos enérgicos hace que la vida sea interesante. Pero si su gatito tiene tendencia a volverse agresivo, sobre todo si se trata de una agresión no provocada, es posible que no sepa qué hacer. Los gatos agresivos no son infrecuentes, pero a veces pueden ser difíciles de entender. Aprender a calmar a un gato agresivo le ayudará a crear un vínculo fuerte y cariñoso con su amigo felino.

Comprender el lenguaje corporal de un gato en circunstancias «normales» puede ayudarle a identificar cuándo se comporta de forma inadecuada. Permite [a los padres de mascotas] «leer» con más precisión a sus gatos y comprender sus sentimientos y motivaciones para hacer lo que hacen. También les ayuda a responder más eficazmente a problemas de comportamiento como la agresividad», explica la ASPCA (Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales). Los gatos utilizan los ojos, las orejas, la cola y la voz para comunicarse con sus congéneres, y a medida que vaya conociendo a su gato, reconocerá sus patrones de comportamiento para pedir comida, jugar y recibir afecto.

Algunos gatos son revoltosos por naturaleza, y hacen locuras como correr por el pasillo (siempre en mitad de la noche), lanzar su ratón de juguete al aire y aullar juguetonamente. Sin embargo, no se trata de un comportamiento agresivo; está muy claro cuando un gato es algo más que un simple alborotador y, en cambio, está siendo francamente agresivo.

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad