Cuales son las bases puricas y pirimidicas

Bases de purina en el adn

La purina es un compuesto orgánico aromático heterocíclico formado por dos anillos (pirimidina e imidazol) fusionados. Es soluble en agua. La purina también da nombre a una clase más amplia de moléculas, las purinas, que incluyen las purinas sustituidas y sus tautómeros. Son los heterociclos que contienen nitrógeno más frecuentes en la naturaleza[1].

Las purinas y las pirimidinas constituyen los dos grupos de bases nitrogenadas, que incluyen los dos grupos de bases nucleotídicas. Las bases nucleotídicas de las purinas son la guanina (G) y la adenina (A), que distinguen sus correspondientes desoxirribonucleótidos (desoxiadenosina y desoxiguanosina) y ribonucleótidos (adenosina, guanosina). Estos nucleótidos son los bloques de construcción del ADN y del ARN, respectivamente. Las bases de purina también desempeñan un papel esencial en muchos procesos metabólicos y de señalización dentro de los compuestos monofosfato de guanosina (GMP) y monofosfato de adenosina (AMP).

Para llevar a cabo estos procesos celulares esenciales, la célula necesita tanto purinas como pirimidinas, y en cantidades similares. Tanto las purinas como las pirimidinas se autoinhiben y activan. Cuando se forman purinas, inhiben las enzimas necesarias para la formación de más purinas. Esta autoinhibición se produce porque también activan las enzimas necesarias para la formación de pirimidinas. La pirimidina se autoinhibe y activa simultáneamente a la purina de forma similar. Por ello, hay casi la misma cantidad de ambas sustancias en la célula en todo momento[5].

Estructura de la pirimidina

El nucleótido resultante recibe el nombre correspondiente. Por ejemplo, si la base es la adenosina, el nucleótido se conoce como desoxiadenosina-5′-monofosfato. Los nucleótidos se abrevian con las iniciales de su base, es decir, A, G, C y T.

Un nucleósido está compuesto por un azúcar desoxirribosa y una base nitrogenada. A diferencia de un nucleótido, un nucleósido carece de un grupo fosfato y puede derivarse de un nucleótido mediante la eliminación del grupo fosfato.

Los nucleótidos de purina se sintetizan directamente mediante la adición de un pirofosfato en el C-1 del azúcar ribosa. Esto representa una diferencia importante con respecto a la síntesis de las pirimidinas (de la que se hablará más adelante en este artículo), en la que la ribosa se añade posteriormente tras la formación completa del anillo de pirimidina.

La síntesis de los nucleótidos de purina se produce en varios pasos. Durante el primer paso, la ribosa-5-fosfato se convierte en fosforibosil pirofosfato (PRPP), seguido de la conversión de ATP en AMP. La enzima que interviene en este paso es la PRPP-sintetasa, que recibe el nombre del producto final que cataliza.

Síntesis de las pirimidinas

Las cinco bases que se encuentran en los nucleótidos se suelen representar por su letra inicial: adenina, A; guanina, G; citosina, C; timina, T; y uracilo, U. Ten en cuenta que A, G, C y T se encuentran en el ADN; A, G, C y U se encuentran en el ARN. No es necesario que memorices las estructuras de estas bases, pero debes saber cómo se une cada una a la unidad de azúcar en un nucleótido.

Las unidades que se repiten, o monoméricas, que se unen para formar los ácidos nucleicos se conocen como nucleótidos. El ácido desoxirribonucleico (ADN) de una célula típica de mamífero contiene unos 3 × 109 nucleótidos. Los nucleótidos pueden descomponerse en ácido fosfórico (H3PO4), un azúcar pentosa (un azúcar con cinco átomos de carbono) y una base nitrogenada (una base que contiene átomos de nitrógeno).

|nucleótidos |descenso: en} {flecha derecha} {can}: roto} nucleótidos |descenso: en} {flecha derecha} {can}: roto} H_3PO_4 + nitrógeno: base + pentosa: azúcar} \tag{28.1.1}]

Si el azúcar pentosa es ribosa, el nucleótido se denomina más específicamente ribonucleótido, y el ácido nucleico resultante es el ácido ribonucleico (ARN). Si el azúcar es la 2-desoxirribosa, el nucleótido es un desoxirribonucleótido, y el ácido nucleico es el ADN.

Citosina

Emparejamiento de bases: Dos pares de bases son producidos por cuatro monómeros de nucleótidos, las nucleobases están en azul. La guanina (G) se empareja con la citosina (C) mediante tres enlaces de hidrógeno, en rojo. La adenina (A) se empareja con el uracilo (U) mediante dos enlaces de hidrógeno, en rojo.

Las nucleobases, también conocidas como bases nitrogenadas o, a menudo, simplemente bases, son compuestos biológicos que contienen nitrógeno y que forman nucleósidos, los cuales, a su vez, son componentes de los nucleótidos, constituyendo todos estos monómeros los componentes básicos de los ácidos nucleicos. La capacidad de las nucleobases para formar pares de bases y apilarse unas sobre otras conduce directamente a estructuras helicoidales de cadena larga como el ácido ribonucleico (ARN) y el ácido desoxirribonucleico (ADN).

Cinco nucleobases -adenina (A), citosina (C), guanina (G), timina (T) y uracilo (U)- se denominan primarias o canónicas. Funcionan como las unidades fundamentales del código genético; las bases A, G, C y T se encuentran en el ADN, mientras que A, G, C y U se encuentran en el ARN. La timina y el uracilo se distinguen por la mera presencia o ausencia de un grupo metilo en el quinto carbono (C5) de estos anillos heterocíclicos de seis miembros[1][página necesaria].

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad