Para que se utiliza la energia hidraulica

Ventajas de la energía hidroeléctrica

Gracias por visitar el Mapa del Sistema Energético. Si eres un joven de entre 18 y 30 años, Student Energy te invita a participar en el Global Youth Energy Outlook. Student Energy está elaborando el primer informe mundial que resume lo que los jóvenes de todo el mundo quieren ver en su futuro energético ideal, ¡y nos gustaría conocer tu opinión! Visita bit.ly/SE-GYEO para participar en una breve encuesta: tendrás la oportunidad de ganar una beca completa para asistir a la próxima Cumbre Internacional de la Energía para Estudiantes, o uno de los varios premios en metálico.

La energía hidráulica o hidroelectricidad se refiere a la conversión de la energía del agua que fluye en electricidad. Se considera una fuente de energía renovable porque el ciclo del agua se renueva constantemente gracias al sol1.

Históricamente, uno de los primeros usos de la energía hidráulica fue la molienda mecánica, como la de los granos2. Hoy en día, las centrales hidroeléctricas modernas producen electricidad mediante turbinas y generadores, donde la energía mecánica se crea cuando el agua en movimiento hace girar los rotores de una turbina.    Esta turbina está conectada a un generador electromagnético, que produce electricidad cuando la turbina gira.

Ventajas e inconvenientes de la energía hidroeléctrica

La gente tiene una larga historia de uso de la fuerza del agua que fluye en arroyos y ríos para producir energía mecánica. La energía hidroeléctrica fue una de las primeras fuentes de energía utilizadas para la generación de electricidad, y hasta 2019, la energía hidroeléctrica fue la mayor fuente de generación total de electricidad renovable anual de Estados Unidos.

En 2020, la hidroelectricidad representó alrededor del 7,3% de la generación total de electricidad a escala de servicios públicos1 de Estados Unidos y el 37% de la generación total de electricidad renovable a escala de servicios públicos. La cuota de la hidroelectricidad en la generación total de electricidad en EE.UU. ha disminuido con el tiempo, principalmente debido al aumento de la generación de electricidad de otras fuentes.

La cantidad de precipitaciones que se vierten en los ríos y arroyos de una zona geográfica determina la cantidad de agua disponible para producir energía hidroeléctrica. Las variaciones estacionales de las precipitaciones y los cambios a largo plazo en los patrones de precipitación, como las sequías, pueden tener grandes efectos en la disponibilidad de la producción hidroeléctrica.

Como la fuente de energía hidroeléctrica es el agua, las centrales hidroeléctricas suelen estar situadas en una fuente de agua o cerca de ella. El volumen del flujo de agua y el cambio en la elevación -o caída, y a menudo referido como cabeza- de un punto a otro determinan la cantidad de energía disponible en el agua en movimiento. En general, cuanto mayor sea el caudal de agua y la altura de elevación, más electricidad podrá producir una central hidroeléctrica.

Qué es la energía hidroeléctrica

Representantes de más de 170 países llegaron a un consenso en la Máxima Conferencia Mundial sobre Desarrollo Sostenible, en Johannesburgo (2002), y en el III Foro Mundial del Agua, en Kioto (2003): toda la generación hidroeléctrica es renovable y merece el apoyo internacional. Lea, a continuación, las diez razones que les llevan a esta conclusión.

La hidroelectricidad utiliza la energía del agua corriente, sin reducir su cantidad, para producir electricidad. Por lo tanto, todos los aprovechamientos hidroeléctricos, de pequeño o gran tamaño, ya sean de pasada o de acumulación, encajan en el concepto de energía renovable.

Las centrales hidroeléctricas con embalses de acumulación ofrecen una flexibilidad operativa incomparable, ya que pueden responder inmediatamente a las fluctuaciones de la demanda de electricidad. La flexibilidad y la capacidad de almacenamiento de las centrales hidroeléctricas las hacen más eficientes y económicas para apoyar el uso de fuentes intermitentes de energía renovable, como la energía solar o la eólica.

El agua de los ríos es un recurso doméstico que, al contrario que el combustible o el gas natural, no está sujeto a las fluctuaciones del mercado. Además, es la única gran fuente renovable de electricidad y su relación coste-beneficio, eficiencia, flexibilidad y fiabilidad ayudan a optimizar el uso de las centrales térmicas.

Ejemplos de energía hidroeléctrica

La energía hidroeléctrica (del griego: ὕδωρ, «agua»), también conocida como energía hidráulica, es el uso de agua que cae o corre rápidamente para producir electricidad o para hacer funcionar máquinas. Esto se consigue convirtiendo la energía potencial gravitacional o cinética de una fuente de agua para producir energía[1] La energía hidráulica es un método de producción de energía sostenible.

Desde la antigüedad, la energía hidráulica procedente de los molinos de agua se ha utilizado como fuente de energía renovable para el riego y el funcionamiento de dispositivos mecánicos, como parrillas, aserraderos, fábricas textiles, martillos neumáticos, grúas de muelle, ascensores domésticos y molinos de mineral. El trompo, que produce aire comprimido a partir de la caída del agua, se utiliza a veces para alimentar otra maquinaria a distancia[2][1].

La energía hidráulica es una alternativa atractiva a los combustibles fósiles, ya que no produce directamente dióxido de carbono ni otros contaminantes atmosféricos y proporciona una fuente de energía relativamente constante. No obstante, tiene inconvenientes económicos, sociológicos y medioambientales y requiere una fuente de agua suficientemente energética, como un río o un lago elevado[3]. Instituciones internacionales como el Banco Mundial consideran la energía hidroeléctrica como un medio de desarrollo económico con bajas emisiones de carbono[4].

Por admin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad