Que animales viven en el mar

Lista de animales que viven en el mar

Hay dos especies de caballitos de mar en las aguas del Reino Unido: el caballito de mar de hocico corto y el de hocico largo (también conocido como espinoso). Como es lógico, la principal diferencia entre ellos es la longitud de su hocico. Con unos 15 cm, tienen la mitad del tamaño de una regla típica.

Estos caballitos de mar se encuentran en todo el Reino Unido, e incluso se han encontrado poblaciones en el Támesis. Tienden a ceñirse a aguas poco profundas y protegidas, donde pueden esconderse y utilizar su cola para aferrarse a la hierba marina y las algas.

El Reino Unido alberga unas 170.000 de estas tímidas y escurridizas criaturas, que necesitan alimentarse casi a todas horas para sobrevivir. Su apodo es el de «cerdo resoplador», por el sonido que hacen al subir a respirar.

Cuando se piensa en las tortugas laúd, pueden venir a la mente imágenes de playas exóticas, pero la abundancia de medusas en las costas del Reino Unido proporciona de vez en cuando una gran fuente de alimento para estos gigantes. Realizan el maratoniano viaje a través del Océano Atlántico, siguiendo la corriente del Golfo, más cálida, que las trae hasta nuestras costas. De hecho, Gales ostenta el récord mundial de la mayor tortuga marina jamás descubierta: en 1988 se encontró una tortuga laúd que medía 2,5 m de largo, 2,5 m de aleta a aleta y pesaba más de 900 kg (¡lo mismo que un coche pequeño!).

Langosta

Los océanos son un lugar duro para vivir. En la zona intermareal, las condiciones cambian rápidamente a medida que el agua cubre y descubre la región y las olas golpean las rocas. La mayoría de los ambientes del mar son fríos y a casi cualquier profundidad por debajo de la superficie la presión es muy alta. Más allá de la zona fótica, el océano es completamente negro. Los organismos se han adaptado a estas condiciones de muchas formas interesantes y eficaces. El tamaño y la variedad de los diferentes hábitats hacen que los océanos alberguen una gran parte de toda la vida de la Tierra. Es interesante observar que los animales más pequeños y más grandes de la Tierra viven en los océanos.Los animales marinos respiran aire o extraen oxígeno del agua. Algunos flotan en la superficie y otros se sumergen en las profundidades del océano. Hay animales que se alimentan de otros animales y las plantas generan alimentos a partir de la luz solar. Unas cuantas criaturas extrañas descomponen sustancias químicas para fabricar alimentos. La siguiente sección divide la vida oceánica en siete grupos básicos.

El plancton son organismos que no pueden nadar pero que flotan con la corriente. La palabra «plancton» viene del griego y significa vagabundo. La mayoría del plancton es microscópico, pero algunos son visibles a simple vista.  El fitoplancton es una planta diminuta que se alimenta por fotosíntesis. Como necesitan la luz del sol, el fitoplancton vive en la zona fótica. El fitoplancton es responsable de aproximadamente la mitad de la productividad primaria total (energía alimentaria) de la Tierra. Al igual que otras plantas, el fitoplancton libera oxígeno como producto de desecho.  El zooplancton, o plancton animal, se alimenta del fitoplancton. Algunos zooplancton viven como plancton toda su vida y otros son formas juveniles de animales que se adhieren al fondo como adultos. Algunos pequeños invertebrados viven como zooplancton.

Ostra

El animal más antiguo que se conoce es un coral que vive en las laderas de Hawaii: en las profundidades del mar, a miles de metros bajo la superficie, donde las condiciones son oscuras, frías y lentas. Estos corales negros crecen un pelo al año. Ahora se sabe que el más antiguo ha vivido más tiempo que cualquier otro animal de la Tierra: 4.270 años. Antes de que se construyeran algunas de las pirámides egipcias, este coral estaba vivo.  Foto por cortesía del Laboratorio de Investigación Submarina de Hawai de la NOAA.

El animal con mayor tolerancia a la temperatura es el gusano de Pompeya, que vive en los respiraderos submarinos de agua caliente, donde el agua caliente a una inmensa presión sale de debajo de la corteza terrestre. La cola del gusano se encuentra a la temperatura del té caliente, pero su cabeza con tentáculos -un centímetro más allá- se sumerge en el agua helada de las profundidades marinas. Para saber cómo construye esta asombrosa criatura sus células y proteínas en semejante rango de temperaturas, se está descifrando el genoma del gusano de Pompeya.  Foto por cortesía del Colegio de Estudios Marinos de la Universidad de Delaware.

Las belugas tienen uno de los mejores sonares del mar. Su cabeza hinchada alberga el «melón», un espacio lleno de grasa que concentra las ondas sonoras entrantes. Las belugas necesitan esta agudeza adicional. Viven entre hielos a la deriva en canales estrechos, y necesitan usar el sonar para ver los agujeros de hielo por los que pueden respirar.  Foto: Jenny Spadafora (jspad)/Flickr.

Tiburones

¿Qué vida se esconde en las partes más profundas y oscuras de los océanos de nuestro planeta? Estas zonas remotas e inexploradas guardan secretos sobre el comportamiento de los animales que los humanos nunca han visto. Y como hay más preguntas que respuestas sobre la vida en el fondo del océano, nuestra imaginación se desborda con historias de serpientes marinas como el Kraken o el Monstruo del Lago Ness.

Pero hay algunas criaturas parecidas a los monstruos que viven a miles de metros bajo la superficie, y se han adaptado a su entorno hostil durante millones de años adoptando algunas características físicas increíblemente geniales, y en algunos casos aterradoras. He aquí 16 habitantes de las profundidades raramente vistos.

La mayoría de los peces pescadores viven en las oscuras profundidades de los océanos Atlántico y Antártico, hasta una milla por debajo de la superficie. Estos carnívoros suelen ser de color marrón o gris y pueden llegar a medir hasta un metro de largo, aunque la mayoría mide alrededor de un metro.

Los rape tienen cabezas gigantes, bocas grandes y dientes afilados que los hacen parecer algo sacado de una película de terror. Sólo las hembras de rape tienen el apéndice que explica su nombre. Tienen una sección de su columna vertebral que sobresale por encima de la boca y que actúa como una caña de pescar. La punta tiene bacterias bioluminiscentes que se iluminan cuando el pez pescador la mueve para atraer a su presa.

Por admin