Usos de la energia cinetica

Energía

Energía cinética Ejemplos En términos generales, toda la energía del universo puede clasificarse como energía potencial o energía cinética. La energía potencial es la energía asociada a la posición, como una pelota sostenida en el aire. Cuando sueltas esa pelota y la dejas caer, la energía potencial se convierte en energía cinética, o la energía asociada al movimiento. Hay cinco tipos de energía cinética: radiante, térmica, sonora, eléctrica y mecánica. Veamos varios ejemplos de energía cinética para ilustrar mejor estas distintas formas.

Ejemplos de energía radianteLa energía radiante es un tipo de energía cinética que se refiere a la energía que se desplaza mediante ondas o partículas. La energía se crea a través de ondas electromagnéticas y los seres humanos la experimentan más comúnmente en forma de calor. Algunos ejemplos son: Energía térmicaLa energía térmica es similar a la energía radiante en el sentido de que ambas pueden experimentarse en forma de calor o calidez. La diferencia es que mientras la energía radiante se refiere a ondas o partículas, la energía térmica describe el nivel de actividad entre los átomos y las moléculas de un objeto. Ese movimiento es la razón por la que la energía térmica se considera un ejemplo de energía cinética, aunque no se pueda ver ese movimiento a simple vista. Algunos ejemplos son: Energía del sonidoLa experiencia humana del sonido está causada por las vibraciones. El objeto que crea el sonido crea ondas de movimiento a través de un medio, como el aire, hasta que llega a nuestros tímpanos, que entonces vibran y nuestro cerebro lo interpreta como sonido. He aquí algunos ejemplos de energía sonora:

Pon dos ejemplos de energía cinética

En el mundo hay muchos tipos diferentes de energía. Cada uno de estos tipos de energía se comporta de forma diferente en distintas situaciones y puede generarse o expulsarse también de forma diferente. La energía cinética se acumula en un objeto mediante el movimiento y puede definirse como la energía que se necesita para frenar o acelerar. Quizá la forma más fácil de describir la energía cinética sea observando la típica montaña rusa. A medida que sube la colina, va acumulando energía cinética.    En la cima de la colina, la montaña rusa tendrá su nivel más alto de energía cinética, que utilizará para desacelerar con el objetivo de alcanzar una velocidad más baja cuando llegue a la parte inferior de la colina. La cantidad de energía cinética es siempre relativa, lo que significa que hay una serie de factores que pueden determinar cuánta energía es capaz de acumular el objeto en cuestión.

El cuerpo humano también genera energía cinética cuando está en movimiento. Por ejemplo, un corredor acumula energía cinética que se inicia en los pies y las piernas y que generalmente se convierte en calor. Por eso los corredores (y otros atletas) empiezan a sentir calor cuando corren o hacen ejercicio. También se han realizado estudios en los que se utiliza la energía cinética para convertirla en otros tipos de energía, que luego se utilizan para alimentar todo tipo de aparatos, desde linternas hasta radios, entre otros. Incluso hay una empresa que está trabajando en tejer un material especial en el sujetador de una mujer para capturar la energía cinética generada por sus pechos.

Ejemplos de energía cinética en casa

La energía es la capacidad de realizar un trabajo: es cuando se aplica una fuerza a un objeto y éste se mueve. La energía es también otra forma de masa, y la relatividad demuestra que masa y energía pueden ser intercambiables utilizando la velocidad de la luz como constante. Esto se muestra en la que quizá sea la ecuación más famosa de la historia: E=mc2, donde m es la masa y c2 es la velocidad de la luz (o más exactamente, el cuadrado de la velocidad de la luz).

La energía cinética (KE) es la energía de un cuerpo en movimiento, es decir, la energía de todos los objetos en movimiento. Es una de las dos formas principales de energía, junto con la energía potencial, que es la energía almacenada en los objetos en reposo. Entender la energía cinética es intuitivamente más fácil que entender la energía potencial porque es más obvio que las cosas en movimiento tienen energía.

La energía cinética total de un objeto depende de varios factores, como la cantidad de trabajo realizado sobre un objeto y su aceleración después de un momento de inercia de fuerzas externas. Los factores más importantes que determinan la energía cinética son el movimiento (medido como velocidad) y la masa del objeto en cuestión.

Energía eléctrica

Energía cinética Ejemplos En términos generales, toda la energía del universo puede clasificarse como energía potencial o energía cinética. La energía potencial es la energía asociada a la posición, como una pelota sostenida en el aire. Cuando sueltas esa pelota y la dejas caer, la energía potencial se convierte en energía cinética, o la energía asociada al movimiento. Hay cinco tipos de energía cinética: radiante, térmica, sonora, eléctrica y mecánica. Veamos varios ejemplos de energía cinética para ilustrar mejor estas distintas formas.

Ejemplos de energía radianteLa energía radiante es un tipo de energía cinética que se refiere a la energía que se desplaza mediante ondas o partículas. La energía se crea a través de ondas electromagnéticas y los seres humanos la experimentan más comúnmente en forma de calor. Algunos ejemplos son: Energía térmicaLa energía térmica es similar a la energía radiante en el sentido de que ambas pueden experimentarse en forma de calor o calidez. La diferencia es que mientras la energía radiante se refiere a ondas o partículas, la energía térmica describe el nivel de actividad entre los átomos y las moléculas de un objeto. Ese movimiento es la razón por la que la energía térmica se considera un ejemplo de energía cinética, aunque no se pueda ver ese movimiento a simple vista. Algunos ejemplos son: Energía del sonidoLa experiencia humana del sonido está causada por las vibraciones. El objeto que crea el sonido crea ondas de movimiento a través de un medio, como el aire, hasta que llega a nuestros tímpanos, que entonces vibran y nuestro cerebro lo interpreta como sonido. He aquí algunos ejemplos de energía sonora:

Por admin